Te matas a hacer ejercicio, quieres estar como ellas;día tras día, hora tras hora. Cuentas cada cosa que comes deseando morir cuando un dulce toca tu boca y has comido más de lo pensado y entonces vuelves, te colocas la ropa y desapareces con la excusa de salir a pasear cuando en realidad has ido a correr y, al volver a casa, te escondes en la habitación y sigues dándole vueltas “¿Por qué soy así?¿Por qué tanto esfuerzo no da resultado?¿Por qué demonios comí tanto?”

Estás tan absorta en tus pensamientos que no te has fijado en la puerta abierta y la persona que se apoya en ella con los brazos cruzados y una triste sonrisa. “¿Qué haces, tonta?” Dice dejando la puerta y acercándose a ti con los brazos extendidos para que te levantes del suelo, miras a otro lado; le prometiste comer y esforzarte para dejar esa vida que poco a poco te mataba. No sabes como decirle que esa obsesión puede contigo volviéndote loca, tampoco hace falta que se lo digas, te conoce, vive contigo cada día y te observa disimuladamente en cada momento, te espera hasta que llegas para comer aun si él se muere de hambre o sólo le quedan 5 minutos para irse a trabajar, sabe que odias comer sola y que le das muchas vueltas.

Te tiene cogida de las manos y te ayuda a levantarte, evitas su mirada y la triste sonrisa que porta su rostro, te sientes horriblemente mal y más aun al sentir como te va rodeando con sus brazos hasta llegar a poner sus labios en tu oído para susurrar en ese tono suyo: “Idiota mía, ¿Todavía no te das cuenta que es así como te quiero?¿Que son esas curvitas de más las que me tienen loco?”. Ya está dicho, el vello de todo tu cuerpo está erizado, te muerdes el labio pues así piensas que no saldrán pero allí están una tras otra rodando húmedas por tus mejillas, escondes la cara en el hueco de su cuello y en poco tiempo los espasmos recorren tu cuerpo, ahí está por fin; estás llorando, balbuceando frases ilegibles para él, pero eso que importa, no le detendrá y te dará un beso de esos que lo calman todo dejando paso a la deseada calma.

Durante un rato no te dejará escapar ni para sonarte la moqueante nariz, te abrazará jugueteando despacio contigo hasta ver que sale una sonrisa, en ese instante lo escucharás; ya respira más aliviado. “Te amo mi tontorrona no dudes que siempre estaré a tu lado, superaremos esto juntos.” Era lo que necesitabas, ya te olvidaste de todo pues la tranquilidad ha vuelto a ti, no tienes necesidad ninguna de moverte, sus brazos son el mejor lugar para dormir.

                                                                                                Cheshire.

bibliofilos-malpensantes:

"Los versos del capitán"
P. Neruda

Cuando tu novia esté enojada ponle una capa y dile “Ahora estás super enojada”, se va a reír.. o te va a mandar a la mierda.

la-distancia-no-nos-separo:

><

(Fuente: un-escritor-dice)

Mirar a la persona a tu lado en la cama y sonreír porque ya lo tienes todo
Somos seres estúpidos e inestables con una pobre memoria y un gran don de autodestrucción.

unicorns-come-to-my:

Probablemente mi frase favorita, y la que define perfectamente la raza humana.

(Fuente: canyoupleasebeweird)

Yo aquí llorando y tu allí durmiendo…